Notarios – ¿Qué hacen? ¿Necesito uno?

Notarios – ¿Quienes son y qué hacen?

El notario es un funcionario público del Estado cuya función consiste en proporcionar a la ciudadanía la seguridad jurídica recogida por la Constitución Española en su artículo noveno, en el ámbito del tráfico jurídico extrajudicial.

Aunque es cierto que los notarios pueden competir, y compiten, entre ellos, solo pueden hacerlo oficialmente en cuanto a calidad, no en cuanto a precios. De esta forma, los precios deberían ser similares vayas a la notaría a la que vayas. Puedes optar por el notario de tu preferencia y éste debe asesorarte y prestarte el servicio notarial que solicites.

El notario es un profesional cercano e imparcial, que cuenta con una de las preparaciones más sólidas del mercado, y que te ayuda, asesora y garantiza que tu contrato o negocio esté ajustado a la más estricta legalidad. El notario es la figura encargada de garantizar la legitimidad y seguridad jurídica, para los ciudadanos particulares y para el Estado.

En España contamos con cerca de 3.000 notarios, repartidos geográficamente a lo largo y ancho del territorio nacional, incluso en localidades muy pequeñas, con el fin de garantizar el servicio, por lo que te será fácil encontrar alguno cerca de tu domicilio en el que depositar tu confianza.

Siempre podrás elegir al notario de tu preferencia. Los notarios están organizados por Colegios, cuya misión es apoyarles en su función y al tiempo controlar su actuación. Los decanos de estos colegios conforman el Consejo General del Notariado, que representa al colectivo a nivel nacional. Los notarios dependen jerárquicamente  de la Dirección General de los Registros y del Notariado ( DGRN ) del Ministerio de Justicia. En Madrid, las notarías están divididas en distritos notariales.

¿Cuando necesito acudir a un notario?

Acude a una notaría, por ejemplo, si tienes previsto hacer la escritura de un piso que vas a comprar o vender, otorgar un poder, hacer testamento, constituir una sociedad, celebrar capitulaciones matrimoniales (el contrato sobre los bienes en el matrimonio) o cualquier asunto de tipo jurídico relacionado con la contratación privada civil o mercantil, con la vida familiar o con las sucesiones por causa de muerte.

l notario estudiará tu caso sin coste alguno y te aconsejará sobre la forma más conveniente de tratarlo, indicándote las ventajas e inconvenientes de cada opción, así como su coste final, incluyendo el de los impuestos que, en su caso, vas a tener que pagar.

El notario es:

  1. Garantía de seguridad y legalidad: su objetivo es que el contrato, negocio o declaración esté ajustado a la legalidad y sea inatacable. La escritura pública es fehaciente ante los tribunales de Justicia: nadie pone en duda su veracidad.
  2. Tranquilidad: firmar cualquier documento ante notario aporta la tranquilidad de que el negocio o contrato es definitivo, inamovible y eficaz.
  3. Cercanía: por su distribución territorial siempre tendrás un notario cerca que podrás elegir con total libertad.
  4. Un profesional altamente cualificado: el acceso al Notariado exige estudios intensos y profundos, que se comprueban con un mecanismo de selección duro y objetivo. Los notarios actualizan de forma constante sus conocimientos profesionales en los ámbitos nacional e internacional.
  5. Independencia: los notarios sólo están condicionados por la Ley.
  6. Modernidad: Los notarios tratan de adelantarse y prevenir los nuevos requerimientos sociales y tecnológicos y adaptan sus funciones de forma permanente a cualquier innovación.
  7. Eficiencia: El coste de la intervención notarial es muy inferior a los costes sociales y económicos que evita. Sólo una pequeña parte de lo que se paga en la notaría pertenece a la factura del notario. La mayor parte es una provisión para hacer frente a impuestos, honorarios de registradores y otros gastos generados que el notario abona en nombre del cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba