ley de segunda oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad es un procedimiento legal que permite cancelar deudas a personas físicas en situación de insolvencia. Esta ley está pensada para que particulares y autónomos que no pueden hacer frente a sus obligaciones de pago eliminen total o parcialmente sus deudas y tengan la oportunidad de empezar de cero.

Tras la reforma de 2022 de la Ley de Segunda Oportunidad se acortan los plazos (hasta un máximo de 18 meses), se simplifica el procedimiento y se abaratan los costes. El incumplimiento de este límite temporal de 18 meses puede llevar penalizaciones a los intervinientes que causan el retraso (Administrador Concursal, principalmente). Con la nueva Ley de Segunda Oportunidad es posible cancelar hasta un máximo de 10.000 € de deuda con Hacienda y otros 10.000 € de deuda con la Seguridad Social.

La Ley de la Segunda Oportunidad es una ley española que entró en vigor el 2 de agosto de 2015.

Mecanismos de ayuda para insolventes

La ley establece dos mecanismos para ayudar a las personas físicas insolventes:

  • El acuerdo extrajudicial de pagos: Este mecanismo permite a las personas físicas negociar un acuerdo con sus acreedores para reestructurar su deuda.
  • La exoneración del pasivo insatisfecho: Este mecanismo permite a las personas físicas insolventes que cumplan ciertos requisitos quedar libres de su deuda.

Para poder acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, las personas físicas deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser persona física.
  • Encontrarse en situación de insolvencia.
  • No haber sido condenado por delitos económicos en los últimos seis años.
  • No haber sido declarado culpable de insolvencia punible.

El solicitante podrá escoger entre sacrificar su patrimonio y cancelar todas sus deudas, o salvar su vivienda y asumir un plan de pagos para saldar la parte de las deudas que no se cancelen. Con la Ley de Segunda Oportunidad se paralizan los embargos y procesos de reclamación de deudas, y una vez finalizado el proceso se consigue la salida de los ficheros de morosidad.

El proceso para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad es el siguiente:

  • El deudor debe presentar una solicitud al juzgado de lo mercantil.
  • El juzgado nombra un mediador concursal, que se encargará de negociar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores.
  • Si el acuerdo extrajudicial de pagos no se alcanza, el deudor puede solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho.

La Ley de la Segunda Oportunidad desde su entrada en vigor, se han aprobado más de 100.000 acuerdos extrajudiciales de pagos y se han exonerado más de 60.000 pasivos insatisfechos.

Beneficios de la Ley de la Segunda Oportunidad

Algunos de los beneficios de la Ley de la Segunda Oportunidad son los siguientes:

  • Permite a las personas físicas insolventes reestructurar su deuda y evitar la ejecución de sus bienes.
  • Permite a las personas físicas insolventes quedar libres de su deuda y comenzar una nueva vida.
  • La Ley de Segunda Oportunidad permite derogar hasta el 100% de las deudas pendientes, siempre que se cumpla con los requisitos para amparar. Es necesario tener deudas (aunque estén al corriente de pago) con al menos dos acreedores diferentes: entidades financieras, proveedores, Hacienda, Seguridad Social, etc.
  • Mejora la situación económica y social de las personas físicas insolventes y sus familias.
  • Ya no es necesario intentar un acuerdo extrajudicial con los acreedores para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, ya que ahora se acude al procedimiento judicial directamente.

La Ley de la Segunda Oportunidad es una ley importante, que ha contribuido a mejorar la situación de las personas físicas insolventes en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *